jueves, 2 de octubre de 2014

LOS AZULEJOS DE LA PASIÓN. Pepe Lasala.

Antes de comenzar el reportaje de hoy, comentaros que los dos próximos fines de semana, con motivo de las Fiestas en honor a la Virgen del Pilar y algún que otro evento personal, no publicaremos ninguna entrada, por lo que si Dios quiere, volveremos a hacerlo al siguiente.

Y ahora ya tras este aviso, empezamos...

Ni que decir tiene, que Sevilla es tierra de azulejos en los que el sol hispalense refleja los distintos aspectos de la ciudad. Así, caminando por sus calles, podemos contemplar parte de su historia haciéndonos eco de diversas conmemoraciones y acontecimientos que estas cerámicas nos narran.

Por supuesto, en este tipo de retablos también se incluyen motivos alusivos a la Semana Santa, donde nuestras Sagradas Imágenes tienen su especial protagonismo; son los “Azulejos de la Pasión”.


Dispuestos en fachadas de Iglesias, plazas o incluso en edificios particulares o comercios, nos recuerdan la Hermandad que habita dentro de tal o cuál Templo, la Cofradía que transita por un determinado rincón durante los “días grandes”, o la devoción a la que rinde culto la familia que vive en esta o aquella casa. Un Vía Crucis hecho arte, que muestra con sentimiento y belleza la devoción y el cariño de todo un pueblo por su Pasión.