jueves, 11 de febrero de 2016

SABOREANDO SEVILLA. Pepe Lasala.

- Si subes el volumen de tus altavoces lo disfrutarás dos veces -

Ni que decir tiene y bien cierto es, que los momentos compartidos saben mejor, que saborear Sevilla en buena compañía se disfruta dos veces, y que no hace falta un evento especial para recrearse a orillas del Guadalquivir allá donde se erige una “Turris Fortíssima” llamada Giralda.

Desde un bonito paseo hasta una buena tapa, desde la visita a una exposición cofrade hasta presenciar la belleza de una Procesión de Gloria, desde el alegre y desenfadado sonido de una Banda hasta el recogimiento de un Vía Crucis… Todo ello presentado en papel de regalo conforman esos instantes que a lo largo de la vida se guardan en el corazón.

Pero si hay algo que provoca un sentimiento especial en nosotros como cofrades que somos, es haber obtenido el Jubileo en este Año de la Misericordia proclamado por nuestro Papa Francisco al haber realizado la peregrinación a una de las Puertas Santas establecidas para ello, la de la Basílica del Stmo. Cristo de la Expiración de la Hermandad del Cachorro.

Vámonos un fin de semana cualquiera hasta Sevilla, y deleitémonos con una ciudad llena de arte, casta y belleza.