jueves, 26 de abril de 2012

ASÍ FUE... NUESTRA SEMANA SANTA. Segunda Parte: ZARAGOZA.


...Y llegó el turno de presenciar, cómo nuestros amigos de Zaragoza, vivieron su Semana Santa junto a la orilla del Ebro y bajo la dulce mirada de la Virgen del Pilar. Así nos lo cuentan ellos.




MAESTRO, no nos callamos, y proclamamos tu muerte y resurrección. Nos sentimos orgullosos de ser tus discípulos y nuestras vidas no tendrían sentido sin seguir tus enseñanzas. Hacemos manifestación pública de nuestra Fe por las calles de Zaragoza, Sevilla y donde sea necesario; en Semana Santa y el resto del año. Te damos gracias, por guiarnos y protegernos, por permitirnos disfrutar de nuestra hermandad en esta tertulia cofrade compartiendo nuestras creencias y vivencias de estos días, aprendiendo que la distancia que nos separaba nos unía el corazón. Y sobre todo, te damos gracias por ver como nuestros hijos rodeados de una sociedad egoísta y sin ideales, tienen un norte en la vida y te prefieren ante el resto de las cosas. Unos tocando el tambor, el bombo, otros acoplados a una trabajadera para ser tus pies por las calles. Te damos gracias por enseñarnos a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida y poder vivir momentos maravillosos, en un VIA CRUCIS, en una ESTACIÓN DE PENITENCIA, en un turno de vela ante tu DIVINA IMAGEN. Te agradecemos compartir con nosotros el regalo más grande del mundo, TU MADRE, nuestra MADRE, el ejemplo más maravilloso de amor, de resignación, de sacrificio…

Todavía embriagados por el aroma del incienso, no podemos ser egoístas y es nuestra obligación compartir estos momentos con todos nuestros hermanos y seguidores de nuestra CRUZ ARBÓREA.

Desde Zaragoza, con PASIÓN…  




jueves, 19 de abril de 2012

ASÍ FUE... NUESTRA SEMANA SANTA. Primera Parte: SEVILLA.

Hace tan sólo unos días, nos despedíamos de todos vosotros para vivir la Semana Santa, unos íbamos rumbo a Sevilla y otros a Zaragoza. Como queremos contaros todo sin dejarnos ni un detalle, hemos pensado que lo mejor es dividir esta entrada en dos partes: una para la ciudad del Guadalquivir y otra para la del Ebro, así que en la entrada de hoy, comenzaremos por la Semana Santa de Sevilla, ya que por orden alfabético va la primera.

Allí nos esperaba la Giralda, esa gitana morena de ojos azabache que, cual mujer vestida de mantilla, nos lanzó con su sonrisa una flecha directa al corazón desde lo alto de su campanario para darnos la bienvenida. Aquel Sábado de Pasión, el ambiente de la ciudad era profundamente atrayente. El olor a incienso, las Palmas preparadas para el Domingo de Ramos, los Templos abarrotados de fieles, cofrades con sus túnicas “recién horneadas” en alguna tintorería que aquel día prolongaba su horario comercial, los escaparates de las confiterías con sus dulces de Pascua perfectamente alineados y formados cual ejército de soldaditos de chocolate y miel preparados para refugiarse en la trinchera de algún ansioso paladar, las sillas y palcos perfectamente preparados, carteles de “se alquila” (da igual el qué, el caso es alquilar), balcones engalanados, gente… mucha gente en las calles y, por encima de todo, Ellos, esperándonos para compartir la Pasión.





Pero…,¿no dicen que una imagen vale más que mil palabras?. Pues eso pensamos nosotros, así que cámara en mano, nos colocamos nuestras “gafas mágicas” y nos dispusimos a guardar en ellas todos los detalles para mostrároslos a vosotros a modo de sentimiento. 

Esperamos que os guste y… ¡Va por Ustedes!