jueves, 29 de septiembre de 2011

UN AÑO JUNTO A VOSOTROS... AL PIE DE LA CRUZ ARBÓREA. Pepe Lasala.

No es habitual que publique una entrada en Jueves, pues normalmente suelo hacerlo en Viernes o incluso en Sábado, pero hoy es un día especial para esta Tertulia. Un día especial en el que queremos compartir nuestra alegría con todos vosotros, pues hacéis que con vuestra presencia, esta “casa” sea más acogedora. Hoy, en nuestra gran familia tertuliana, celebramos el PRIMER CUMPLEAÑOS DE NUESTRO BLOG. Así que, vamos a reunirnos todos bajo esta Cruz Arbórea que une al Ebro y al Guadalquivir con todos los ríos y afluentes de nuestra España Cofrade y, compartiendo un trozo de tarta y una copita de champán, soplaremos juntos nuestra primera vela; esta primera vela que ha dado vida a todo un año de entradas reflejadas en  fotografías, entrevistas, poesías, vivencias, tertulias,… un año de ilusiones donde os hemos intentado transmitir con todo nuestro corazón el amor que sentimos por Dios y por María a través de nuestra Pasión: la Semana Santa.



Por aquí han pasado capataces, políticos, bordadores, cantantes, periodistas, músicos…, y también todos vosotros: seguidores, contertulios, lectores, amigos y cofrades, dejando vuestros cariñosos comentarios o simplemente acompañándonos durante estos doce meses en los que, a través de este blog, os hemos hecho llegar nuestro sentimiento y nuestra manera de ser mostrándonos tal y como somos: “cofrades de a pie”. Nos habéis regalado, todos y cada uno de vosotros, las tres palabras que “relucen” en la cabecera de nuestro blog: “CORAZÓN, SENTIMIENTO Y AMISTAD”, enseñándonos el valor que contienen y la esencia de su significado para ponerlas en práctica cada día.




Habéis conseguido que este blog sea algo más que un simple enlace cofrade que aparece en los buscadores de “Santa Internet”; habéis logrado que esta querida página sea un grupo de amigos que, cada uno desde la “cajita cofrade” en la que habita,  nos entrega con sus palabras el cariño hacia nosotros plasmándolo en los artículos que aquí publicamos. A la mayoría de vosotros no os conocemos en persona, pero os puedo decir que a lo largo de este tiempo, poquito a poco y por medio de los testimonios que aquí nos habéis ido dejando, os consideramos ya parte de nuestra vida cofrade. En muchas ocasiones, cuando nos reunimos en nuestra Tertulia, hablamos de lo que aquí nos contáis, de vuestras opiniones, de esas frases tan bonitas que nos brindáis -muchas de ellas dignas de publicar en un libro a pié de foto cual décima de un Pregón-, de las ciudades de donde sois, de vuestras Hermandades, etc., y siempre nace esa esperanza de que un buen día, el pincel de la vida dibuje un cruce de caminos donde poder intercambiar con todos vosotros esos abrazos, sonrisas y apretones de manos difíciles de culminar a través del espacio virtual; sería nuestra Procesión particular, siempre a los ojos de Dios y de la mano de María.




Como no quiero entreteneros más, ya que no se trata de que esto sea un discurso ni nada por el estilo, sino nuestra muestra de agradecimiento hacia todos vosotros por hacer que esta “bendita locura” se impregne cada día con la ilusión que nos aportáis, os dejo aquí con algunos de los preciosos momentos vividos en nuestra Tertulia durante estos doce meses de camino del blog, para que los introduzcáis en el sobrecito de recuerdos que, seguro tenéis en vuestro corazón envuelto en papel de regalo, y lo abráis siempre que él os lo pida. Gracias, gracias y mil gracias por ser como sois, por vuestra amistad, por vuestras palabras, por formar parte de nosotros y por estar siempre a nuestro lado: AL PIE DE LA CRUZ ARBOREA.

La Invitada de Honor que siempre nos acompaña en nuestras tertulias.



Recogida de alimentos para la “Operación Kilo”.



Junto al Belén en Navidad.



En nuestro bar favorito, al que llamamos cariñosamente “La Rubia”.



Abanderados de la Embajada de Triana en Zaragoza.




Tertulias con “dulzura”.
(Aún no teníamos local de reunión, nos juntábamos en nuestras casas).


I Pregón de la Semana Santa “Tertulia Cofrade Cruz Arbórea”.


Nuestro Grupo Joven montando de las suyas.



Y bien que las montan.



Preparativos de la Tertulia.



¡Vámonos al lío!



¿Qué es lo que miran con tanto interés y sobre qué comentan?



Ahora lo entiendo todo.



Preparando nuestros concursos, en los que compiten amigablemente los equipos de Sevilla y Zaragoza.



Entrega de detalles.



Aquí estamos los que empezamos… más todos vosotros.





jueves, 22 de septiembre de 2011

DE TERTULIA ENTRE AMIGOS. Virginia Jardiel.

Hoy en nuestra Tertulia, comenzamos un nuevo camino marcado como siempre con nuestro corazón para todos vosotros. En él, y a través de un cuestionario, cada uno de los siete cofrades y amigos que hace un tiempo decidimos fundar la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea, os mostraremos  nuestros gustos y forma de vivir la Semana Santa a nivel personal.  Esperamos que os guste y os dejamos en esta ocasión con Virginia Jardiel.

Virginia en el local de nuestra Tertulia.
Foto: Pepe Lasala.


Nombre.
Virginia Jardiel Martínez.

¿A qué Hermandades perteneces?
A la Cofradía de La Columna de Zaragoza, a la Agrupación de la Flagelación de la Cofradía California de Cartagena y a la Hermandad de la Columna y Azotes de Sevilla.

Una razón o más por las que eres cofrade.
A ciencia cierta no la sé…Sólo que desde que tengo uso de razón ha habido algo que me ha movido siempre a serlo. Desde pequeña tuve claro que era lo más grande. No paré hasta que no me hice cofrade. La Semana Santa me gusta toda en general. En mi caso, la tradición familiar no tuvo nada que ver porque de mi familia directa no hubo antecedentes, pero han sabido apoyar siempre mi vida y gran vinculación cofrade.

Un rincón especial para ti en Semana Santa.
El altar de nuestros Titulares en mi sitio de la procesión en la trasera del Paso de La Flagelación en el interior de la iglesia de Santiago el Mayor la tarde del Jueves Santo, esperando a que salga la Cofradía en procesión, y, sobre todo, el momento de bajarme allí el capirote. Ese momento lo voy a echar de menos…


En la Procesión del Santo Entierro de Zaragoza.
Foto: Sofía del Arco.


A la hora de ver Cofradías, ¿prefieres quedarte en un sitio fijo a esperarlas o por el contrario te gusta ir a buscarlas?
Nos gusta ir a buscarlas pero también quedarnos admirando toda la procesión en determinados puntos de la ciudad.

¿Qué no te perderías?
En Zaragoza procuro no perderme nada. En Cartagena: No me perdería a La Santísima Virgen del Primer Dolor por la calle Mayor. En Sevilla: Impresionantes Nuestra Señora de La Victoria, el Nazareno de la O y el Señor del Silencio, Todos Ellos por Campana y la salida de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena de su Basílica.

¿Con la salida de qué Cofradía te quedas?
En Zaragoza, la de La Entrada de Jesús en Jerusalén y la de La Dolorosa, ambas de San Cayetano y el Ecce Homo, de Altabás. En Cartagena: La de la Virgen de la Soledad del Socorro. En Sevilla: La salida de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena de su Basílica.

¿Y con qué entrada?
Cuando comencé a ver Semana Santa de Sevilla a principios de los noventa, me apasionó y recuerdo con gran cariño (Pedro, Juan Carlos y Javi me enseñaron a quererle) la entrada de Nuestro Padre Jesús de la Salud (Gitanos) en la antigua iglesia de San Román. Aún lo sigo viendo en Youtube.

No entiendes la Semana Santa sin…
Avenencia y comprensión entre las Hermandades y Cofradías. No sólo por los miembros de sus Juntas de Gobierno sino por sus cofrades de base que, a veces, no representan como merecen sus Asociaciones, porque otros vistan de diferente color o tengan diferentes opiniones, el respeto lo es todo.

Qué te consideras más ¿Cristífera o Mariana?
Mariana, sin duda. Las imágenes de Nuestra Señora me llenan mucho más que las de Cristo.

Además de las Imágenes devocionales de tu Hermandad, ¿qué otras advocaciones te gustan de una forma especial?
Aunque hay muchas imágenes que me transmiten algo especial, tengo predilección por El Cristo de La Sentencia, de Cartagena. De Sevilla: Esperanza Macarena y Nuestro Padre Jesús Nazareno de la O.


En su Jura de Reglas en la Hermandad de Las Cigarreras de Sevilla.
Foto: Pepe Lasala


Prefieres las Procesiones, ¿de día o de noche?
Al atardecer o de noche.

Si tuvieses que asistir a una Semana Santa que no fuese la de Sevilla ni la de Zaragoza, ¿dónde irías?
Me gusta especialmente Cartagena y me encantaría conocer la de toda Castilla, aunque cualquier rincón de España tiene que ser una maravilla en esas fechas.

Tanto las Procesiones como las propias Cofradías, aun manteniendo la misma esencia, han ido evolucionando a lo largo de los siglos, ¿cómo te imaginas la Semana Santa dentro de… doscientos años?
La verdad es que no me la imagino… En algunas ciudades españolas, no sé si dentro de doscientos años habrá personas dispuestas a manifestar públicamente su Fe, espero que sí.

Un aroma de la Semana Santa que te guste.
Es un tópico: El del incienso. Me encanta que huela así pero no sólo en Semana Santa sino todo el año.

Y si hablamos de olor, no nos vamos a quedar sin el sabor, así que… ¿qué te gusta comer en Semana Santa y dónde?
Me encanta comer en casa puchero de Cuaresma y, sobre todo, las torrijas de mi madre, que las borda. La Tertulia puede dar fe de ello.

Y ya para terminar, y puesto que estamos entre tertulianos, ¿qué es lo que más te gusta de nuestra Tertulia?
Me encanta, sobre todo, haber vuelto a encontrar a mis amigos de la adolescencia. También el ambiente y el respeto que se respira en ella y que aquí tienen cabida todos los colores de la Semana Santa.

viernes, 16 de septiembre de 2011

DEJAD QUE LOS NIÑOS SE ACERQUEN A ÉL. Pepe Lasala.

Hoy en nuestra Tertulia, quiero rendir un homenaje a los más pequeños; a esas niñas y niños que, llevados de la mano de sus padres, tíos o abuelos, comienzan ya a sentir en su pequeño pero a la vez gran corazoncito el amor a Dios y a la Virgen a través de la Semana Santa.  Dentro de unas décadas, ellos serán los nazarenos, costaleros, músicos, sacerdotes, etc., que proclamen por las calles hispalenses la Pasión del Señor. Cofrades cristianos de a pie, que seguirán acompañando a Jesús y María por las calles de Sevilla para mantener viva la llama de la Fe. Dejémosles que se acerquen a Él y entreguemos a ellos el testigo de nuestro legado.