viernes, 25 de noviembre de 2011

DE TERTULIA EN... "LA DESPENSA DER FEDE". Pepe Lasala.

Hoy, desde nuestra Tertulia, os llevaremos a conocer lo que en Sevilla se conoce como “bares cofrades”, establecimientos en los que amigos de distintas Hermandades (y cualquiera que se preste a entrar, ya que todos son muy bien recibidos), se reúnen para hablar de Semana Santa en torno a una decoración muy apropiada para estos casos. En ellos, se puede apreciar cómo la pantalla de televisión nos deleita con el transcurrir de cualquier Procesión, mientras algún incensario camuflado tras la barra, nos regala ese aroma tan peculiar de épocas primaverales; todo ello, acompañado de unas buenas tapas con las que acariciar nuestros “paladares pasionistas”.  Paseando por la ciudad, podéis encontraros con cualquiera de ellos por puro azar, tanto en el centro como en los barrios. Así que, hoy en concreto, nos acercaremos hasta el corazón del barrio de Nervión, concretamente a la calle Cristo de la Sed, para entrar en “La despensa der Fede”.




Allí nos recibe, costal en mano, y con el buen humor y la gentileza que le caracteriza, nuestro amigo y propietario del local Federico González, “Fede”. Es el capataz de la Virgen de los Dolores y Misericordia de la Hermandad de Jesús Despojado, y también del Sagrado Corazón; todo un cofrade de los pies a la cabeza que nos acerca la Pasión Hispalense a través de su bar.




Fede nos recibe en su bar, costal en mano.



Virgen de los Dolores y Misericordia. (Hdad. de Jesús Despojado).


En cuánto a la decoración, hay que destacarla por su variedad y su buen gusto, reflejando un ambiente Cofrade y Rociero digno de admirar, donde los clientes, sean habituales o no, pueden disfrutar de un buen paseo por las Hermandades de Sevilla sin salir del propio local. Azulejos, cuadros, carteles, costales, medallas, velas rizadas, estampitas, placas conmemorativas, o incluso alguna foto clavada en un corcho o en la propia pared de alguno de nosotros, permitirán a los visitantes contemplar la Semana Santa en cualquier época del año.





Y si hablamos de la comida (y este apartado se lo dedico de corazón a mi amiga Sefa de Zaragoza y a mis amigos Rocío y José Manuel de Triana), hay que darles la enhorabuena por todo lo alto, pues la calidad es extraordinaria, abarcando una gran variedad de tapas y platos de cocina tradicional sevillana y andaluza a base de ensaladilla, papas aliñás, solomillo al whisky, montaditos, pescados, salmorejo, chacinas, guisos, etc., que  harán que nos quedemos con un “buen sabor de boca” y “sin dolor de bolsillo”. Destacar una curiosidad, y es que como buen bar cofrade que es, en época de Cuaresma añade a sus menús algunos “platos de vigilia”, como los calabacines rebozados (llamados “navajas del campo”), el mero al cava, las alcachofas rellenas de marisco o el mousse de patatas con langostino, y si no, fijaros en la pizarrita de la siguiente foto.




Como ya he comentado anteriormente, “La Despensa der Fede” siempre goza de un gran ambiente cofrade, pero si hay un día especial, ese es el Miércoles Santo, el día grande del barrio de Nervión, donde la gente se da cita para posteriormente acudir a la Parroquia de la Concepción Inmaculada, y ver la salida del Cristo de la Sed y la Virgen de la Consolación. La calle es un auténtico “hervidero de devoción”.




Stmo. Cristo de La Sed.

Añadir que, en el bar de Fede, se han dado lugar acogedoras e interesantes tertulias cofrades, como las realizadas por el programa “Pasión por la Semana Santa” de Elite Radio Sevilla, o las de nuestros amigos de la Tertulia Cofrade Sine-Labe, quienes tienen su sede en este local. De hecho, una vez dentro del establecimiento, se pueden apreciar bonitos carteles de algunas de ellas, incluida la nuestra.





Espero que hayáis disfrutado junto a nosotros la visita a este acogedor rincón, y si volvéis a repetir, que seguro lo haréis, no olvidéis acercaros a la Parroquia para rezar un poquito al Cristo de la Sed y a la Virgen de la Consolación, os reconfortará.

viernes, 18 de noviembre de 2011

DE TERTULIA CON... CARLOS PEREZ: CAPATAZ DE LA VIRGEN DEL DULCE NOMBRE DE ZARAGOZA. Pedro Guillén.

Hoy en nuestra casa cofrade, Pedro Guillén, miembro de nuestra Tertulia, entrevistará a Carlos Pérez, capataz de Zaragoza, un gran hombre que, con arte, sentimiento y devoción, ha transmitido la pasión que lleva dentro a su cuadrilla de costaleros para pasear a la Virgen del Dulce Nombre por las calles de la ciudad del Ebro.



Carlos Pérez en la Casa de Hermandad.


¿Para comenzar Carlos, además de ser hermano de la Humildad de Zaragoza, a qué otras Hermandades perteneces?
A la Hermandad de la Esperanza de Triana  desde el año 1992,  aunque he bajado a Sevilla a verla a “Ella” todas las Semanas Santas desde el año 1978. También soy hermano de la Hermandad de Madre de Dios del Rosario, Patrona de capataces y costaleros y ubicada en la Iglesia de Santa Ana (Triana) desde hace 12 años.

¿Cómo llegas a la Hermandad de la Humildad?
En el regional de TVE veo un reportaje sobre la bendición de unas Imágenes en Zaragoza. Me quedo “flipando” al ver semejantes tallas. Luego descubro que esas  Imágenes están al culto en el Convento de Santa Mónica, que puedo ver desde mi terraza. Fui a verlas salir esa Semana Santa,  soportando las críticas de muchos bien-pensantes de la Semana Santa zaragozana. Ese año, el día 12 de Septiembre (Festividad del Dulce Nombre de María), me hice hermano.

¿Qué cargo desempeñas en la Junta de Gobierno?
Secretario.

Fuiste uno de los fundadores de la cuadrilla de hermanos costaleros de la Humildad, ¿cómo fue aquella experiencia?
Fui el primer capataz que sacó un paso de palio en Zaragoza. Veintiocho costaleros, una parihuela que pesaba un quintal. Salimos y llegamos gracias a esos héroes. Las críticas, a pesar del sufrimiento no tardaron, hasta en la propia Cofradía de la Humildad. Pero esa semilla, esos campanilleros en la calle Don Jaime que levantó la parihuela hasta el cielo Luis Pellicer (actual Hermano Mayor), y esa hermandad dentro de la Cuadrilla permanecen hasta hoy.

Tras salir de nazareno, decides coger el martillo, ¿qué te lleva a tomar tal determinación?
De Nazareno he salido en la Esperanza de Triana (Sevilla) bastantes años  y en Zaragoza,  un año en el Vía crucis de nuestra hermandad el miércoles santo llevando una vela. Vela desdeñada en Zaragoza,  y que es una experiencia única aquí y en cualquier sitio. Cogí el martillo porque la trabajadera empezaba a cuajar en nuestra Hermandad. Antonio Navas sacó el paso de Cristo y a mí no que quedaba otra.

¿Qué Pasos mandas en la actualidad y desde qué año?
Paso de Palio de la Hermandad de la Humildad. María Santísima del Dulce Nombre. UN ORGULLO, 1999.




María Santísima del Dulce Nombre


Has vivido salidas extraordinarias por motivos diversos como Coronaciones, Aniversarios, etc., ¿puedes decirnos cuáles?
De la Hermandad la salida extraordinaria del Cristo a San Cayetano, el año que la Cofradía de la Columna organizó el Congreso Nacional de Cofradías. Salimos de paisano y con velas en traslado desde las Mónicas a San Cayetano, lugar de la exposición y volvimos de la misma forma. De nuevo críticas a la Hermandad. ¿Hay algo raro en que una Imagen Sagrada y bendecida se traslade en procesión? También la Salida Extraordinaria de Jesús de la Humildad en el décimo aniversario de la Cofradía y la salida extraordinaria de María Santísima del Dulce Nombre en el décimo aniversario de su primera salida a costaleros. Como Espectador he vivido Coronaciones Canónicas en Sevilla y muchas salidas extraordinarias.

¿Cómo ves actualmente el mundo del costal?
En Zaragoza en un momento de expansión. Llevar a una Imagen en tus hombros y sobre tus pies y con la gracia y el respeto  con que se hace en Zaragoza, es un reclamo para los jóvenes que aman la Semana Santa. En otros sitios ni te cuento.

¿Qué condiciones debe de tener un buen costalero?
Fe, amor y respeto a su Cristo o a su Virgen, capacidad de sacrificio y cuidarse antes de portar el paso

¿Qué número de ensayos suele realizar la cuadrilla?
Cinco o seis, dependiendo de cuando cae la Semana Santa (Primera luna después del equinoccio de primavera. Es una fiesta cristina y ancestral)

A los hombres de tu cuadrilla, ¿sueles darles alguna indicación respecto a descanso, alimentación, etc., para el día de la Estación de Penitencia?
Por supuesto. La dieta para los ensayos y para la estación de penitencia son hidratos de carbono de fácil asimilación (arroz, pasta…) y proteínas (atún, carne…). Y agua.

¿De qué forma organizas los relevos?
Dependiendo del número de costaleros. Es un trabajo muy complicado pero se intenta hacer de una forma correcta. Se valoran las personas, sus puestos, los recorridos más comprometidos. Llevamos en el palio varios años sacando cuadrilla y media (45 costaleros en el paso de palio). Este año aspiramos a sacar dos cuadrillas, lo que supondría dos relevos.




Carlos cediendo el martillo a su auxiliar Domingo Figueras.


Entiendo que la experiencia de ponerse delante de un Paso y encontrarte de frente con tu Titular tiene que ser impresionante, ¿qué sientes en ese momento?
Mi Virgen del Dulce Nombre es más que la titular de mi Cofradía. Es mi ayuda, mi apoyo y mi consuelo (Sin que eso suponga espero que la trianera se enfade). Mis impresiones mayores son: A la salida, cuando la parihuela de la Virgen se pone al nivel de mi cintura, porque hay que salvar la puerta y 15 costaleros la sacan literalmente a gatas y luego la levantan al son de la música. También cuando esos costaleros de lujo rompen una marcha, con un arte tremendo, y que no tienen que envidiar a ninguna cuadrilla de España, con dos pasitos cortos y todo el pueblo aplaude reza y llora. Eso es arte y mis costaleros lo derrochan.

Con tantos años de experiencia en nuestras Cofradías, seguramente te habrán ocurrido multitud de anécdotas, ¿puedes contarnos alguna?
Una negativa: Cuando la tarima, a la salida de la Iglesia, se rompió y las patas delanteras del paso de palio se bajaron casi al suelo. A mitad de la calle Doctor Palomar mi patero y amigo Pedro Berdor me dice “Carlos, me duele la cabeza”……….
Una positiva: D. Antero Hombría, quien no le conoce, nos ha recibido muchos años en la puerta de la Catedral, donde realizamos la Estación de Penitencia. En muchas ocasiones nos ha recibido entrando al templo por el cargo que ostentaba en el cabildo, y nos trataba con un cariño impresionante. Un año, cuando ya había terminado sus obligaciones en el Cabildo por la edad y entramos al templo, estaba en la puerta y se me acercó humilde, respetuoso y entrañable como siempre, y me preguntó: “¿Podré tocar el martillito?  Los Costaleros del Palio del Dulce Nombre, que sabían que era él el que lo tocaba subieron a la Virgen al cielo del agradecimiento.

Muchas gracias Carlos, por transmitirnos tu sentimiento

viernes, 11 de noviembre de 2011

MIERCOLES SANTO EN EL BARATILLO. Pepe Lasala.

Hoy en nuestra Tertulia, vamos a trasladarnos en el tiempo y en el espacio, vamos a viajar en busca del aroma a incienso y azahar, de esas tardes de Miércoles Santo… ¡vamos a imaginar! Cerraremos  los ojos, y nos subiremos al “Balcón de la Tertulia”, donde esperaremos para ver pasar a una Cofradía señera, con encanto, devoción, tradición y gran belleza: la del Baratillo. Acompañaremos en su dolor a nuestra Madre, la Virgen de la Piedad, mientras sujeta en sus brazos a su Hijo, el Santísimo Cristo de la Misericordia. Más tarde, tras largas filas de nazarenos y penitentes, abrazaremos con nuestro cariño a María Santísima de la Caridad en su Soledad.


Stmo. Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora de la Piedad.



María Santísima de la Caridad en su Soledad.


Muchos de vosotros, principalmente los que no conozcáis la Semana Santa de Sevilla, os preguntaréis a qué se debe el nombre de “Baratillo”. Así que, mientras esperamos a que pase la Procesión por debajo de nuestro balcón, os lo explicaré un poquito. Aunque así se le llama popularmente, su verdadero nombre es el de Antigua y Fervorosa Hermandad de la Santa Cruz y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora de La Piedad, Patriarca Bendito San José y María Santísima de la Caridad en su Soledad. La Hermandad nace en el Barrio del Arenal, un lugar muy castizo situado en la margen izquierda del Guadalquivir. Un buen paseo por sus calles, acompañado de alguna visita a sus tabernas y freidurías para tomar un buen papelón de “pescaíto frito”, acompañado de alguna bebida espumosa a temperatura glacial, puede ser el deleite de cualquier turista o residente. Pues bien, en este barrio, allá por el siglo XVII (no me quiero poner “mu pesao”), estaba el monte llamado del “Baratillo” o “Malbaratillo”, el cuál era así conocido por su proximidad a un mercado de ropas y otros enseres baratos, que proveía fundamentalmente a los marineros que partían desde el Guadalquivir hacia las Indias. Como por aquel entonces, lamentablemente,  el número de muertes por epidemia de peste era tan elevado, se habilitó este espacio para llevar a cabo los enterramientos, puesto que el cementerio de la ciudad no contaba con espacio suficiente para albergar a los fallecidos. En aquel lugar se colocó una Cruz, donde los sevillanos iban a visitar las tumbas de sus allegados, a rezar, a llevar flores, etc., siendo tal, la cantidad de gente que allí acudía, que se levantó una Capilla, fundando finalmente una Hermandad (la del Baratillo), para darle culto a dicha Cruz.  Para terminar con la explicación, pues no me quiero extender mucho ya que estoy mirando el reloj y la Cofradía llega enseguida, deciros que su Capilla está anexa a la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería, o mejor dicho, es la plaza la que se adjunta a la Capilla, pues aquella, se construyó más tarde que ésta.


Plaza de Toros de la Maestranza. Al fondo Catedral y Giralda.


¡Venga! Vamos a ir saliendo al balconcito, que ya se escucha el murmullo de la gente en la calle esperando para ver la Procesión, y la Cofradía llega enseguida, así que, abrir los cinco sentidos, y disfrutadlo con el corazón.